viernes, 5 de febrero de 2016

Los intelectuales amarra watos



 Carlos Crespo Flores
2016

El año 2005 un grupo de intelectuales cochabambinos se acercaron a Evo Morales ofreciendo su apoyo a la candidatura, sus ideas y formación profesional para la causa del líder cocalero. El "Jefazo", feliz de incorporar un contingente de "letrados" a su movimiento, dio inmediatamente la primera orden: "compañeros, el viernes estoy viajando a Cuba y quisiera que me lo escriban un discurso". El grupo, frustrado e indignado, se retiró de la sede cocalera, lugar de la reunión, para nunca más volver. No había aceptado ser parte de los intelectuales amarra watos del “líder de los movimientos sociales" y su corte.

El intelectual amarra watos es aquella persona que ha logrado mantenerse o ascender en cargos o puestos de trabajo, estatus, más que por sus méritos y competencias profesionales, por su actuar sumiso y de complacencia respecto a sus inmediatos superiores. El amarra watos es un tipo de intelectual que, desde la palabra, oral o escrita, apoya, legitima, propagandiza, servil y acríticamente, el régimen de Evo Morales. En vez de amarra watos podríamos denominarles intelectuales llunk'us, chupamedias, pero, la desagradable imagen del presidente haciéndose amarrar los cordones de sus zapatos ilustra gráficamente la relación de servidumbre que establece Evo, en este caso, con los doctos.

En general son profesionales, académicos, periodistas, politólogos. Atraviesa el cuerpo social y étnico del país: los intelectuales amarra watos vienen y están en todo lado. Están conectados, directa o indirectamente, con el gobierno, como funcionarios, asesores, consultores y hasta investigadores. Las razones para ser amarra watos son diversas, desde la sobrevivencia, el deseo de poder, hasta la corrupción.

La existencia de intelectuales amarra watos es parte de la historia de este país, el Estado boliviano ha sido posible también gracias a la servidumbre de esta elite intelectual. En la historia reciente, estoy pensando en el grupo trotskista que, a nombre del "entrismo" se articuló al MNR, y legitimaron las reformas movimientistas. Recuerdo a Fernando Diez de Medina, apologista letrado de las dictaduras militares.

Pero, con fines comparativos deseo concentrarme en el llamado periodo neoliberal (1985-2000) y su expresión discursiva por excelencia, el Gonismo. Una generación de intelectuales, provenientes de la experiencia política de la UDP, fue cooptado, seducido por el "nuevo MNR", convirtiéndose en los arquitectos de las principales reformas neoliberales del periodo. Hoy, otra generación de intelectuales, curtidos en el periodo de las revueltas entre el 2000 al 2005 (Guerras del Agua, del Gas, derrocamiento de Goni),  ha sido cautivada por el Evismo y se ha convertido en funcional al "proceso de cambio"; los gramscianos locales los llamarían "intelectuales orgánicos".

Y que hacen y dicen? Entre otras tareas, elaboran normas, reformas, planifican la ingeniería institucional del régimen. Los intelectuales gonistas fueron las “mentes brillantes” y gestores de las principales reformas del periodo, desde el modelo económico privatista, la participación popular, la reforma educativa, hasta la orientación multiculturalista de las políticas públicas. En el actual proceso, fueron los asesores de la Coordinadora del Agua y la FEJUVE El Alto, protegidos en ONGs funcionales como Agua Sustentable, quienes elaboraron el marco normativo, institucional del agua y medio ambiente, incluyendo la política del DDHH al agua articulado a orientaciones mercantilistas, solo para dar un ejemplo.

Pero también construyen el marco teórico a los procesos políticos. Académicos afines al Gonismo desarrollaron la tesis que este constituía la salida "moderna" a la crisis del nacionalismo revolucionario (NR), teorizaron sobre las virtudes de la participación popular y la reforma educativa. Es el "pensamiento ILDIS" o la intelectualidad jesuita de CIPCA, entre otros, que brindaron los nexos conceptuales al modelo económico, al carácter "multicultural" del país. Hoy, los intelectuales Evistas construyen el enfoque del Buen Vivir como "paradigma universal", afirman que en Bolivia se está dando un fortalecimiento democrático y de descolonización. Otro ejemplo: la estrategia boliviana sobre cambio climático fue elaborada en un centro de investigación vinculado a una universidad privada paceña, ese momento afín al gobierno del "Jefazo", de donde emergieron además actuales funcionarios ministeriales.

El rol de intelectuales extranjeros en este escenario es fundamental, pues aliados de los locales, otorgan estatus científico al discurso político, los incorporan al mundo académico. No olvidar que Goni daba conferencias sobre el “exitoso modelo boliviano” en universidades de elite, como Oxford. Con Evo, la tendencia se reproduce: universidades anglosajonas estudian el Buen Vivir, un concepto que no existe en la realidad, como si fuera científico; es tal la fascinación con el presidente “indígena”, que en su agitada travesía mundial, ha colectado decenas de doctorados honoris causa. No olvidar a los intelectuales izquierdistas latinoamericanos, como Galeano, Ceceña, Borón, que firmaron cartas de apoyo al gobierno de Evo, cuando la resistencia indígena en el TIPNIS, el 2010. O los líderes de PODEMOS, en España, vinculados como consultores, ideólogos o investigadores, al fenómeno "progresista" en América Latina, llegaron también a Bolivia, y son propagandistas del proceso boliviano (de hecho, Iñigo Errejon hizo su tesis sobre el proceso constituyente boliviano).

Finalmente, alimentan el mito del caudillo. Solo recordar a un famoso escritor cochabambino, que durante el gonismo, escribía en su columna periodística loas a las reformas neoliberales, a sus líderes Jaime Paz o Goní y su corte. Hoy sigue haciendo lo mismo, pero con Evo.



2 comentarios:

Gustavo Tejerina dijo...

Así es mi querido Chali. Matices mas o menos.
Sin embargo la actitud de la intelectualidad no ha sido lineal ni homogénea, en estos diez años. En el segundo periodo de 5 años y ante las primeras evidencias de distorsión, hubieron quienes a partir de la reflexión acabaron en el cuestionamiento tácito y sin reservas. (Espero mas deserciones).
Actualmente el régimen se esta quedando cada vez con menor soporte pensante, su producción intelectual es prácticamente nula. El ala dura se ha encaramado en en las direcciones y esto cada vez se parece mas a una vulgar dictadura.
Gracias por la reflexión.
Un abrazo



Roberto Aranibar dijo...

Yo conozco un grupo de pseudo intelectuales haciendo red y tratando de crear la "Ley de Culturas"... en fin...