miércoles, 14 de septiembre de 2016

LA GRAN SEQUÍA DEL 2016. Entrevista a Humberto Gandarillas


Humberto Gandarillas es uno de los más antiguos y experimentados profesionales trabajando el tema agua en Cochabamba. En una reciente entrevista con la revista Decursos del CESU, entre los temas que platica se halla su percepción de la sequía este año y sus implicaciones. La versión completa de la entrevista será publicada en el próximo número de la Revista.

DECURSOS: Cuál es su valoración sobre la sequía, Humberto?
HUMBERTO GANDARILLAS: Este año es terrible, nunca he visto una sequía tan grave, es la peor que he visto en mi vida, solo falta que “nos venga a mear un perro”, es terrible.

D: La del 82-83 ha sido grave también...
HG: Ha sido grave en las zonas un poco más altas, pero no ha sido tan grave en los valles ni en el oriente; en el oriente hubo inundaciones ese año, recuerdo que yo llegué cuando se desbordó el rio Pirai, en cambio este año la sequía ha afectado incluso en el oriente.

D: Los ríos están bajísimos...
HG: Los cambas están llorando porque no han podido producir la producción de invierno, no ha habido este año casi producción de invierno, es una sequía terrible, no ha habido parangón, y todavía no vamos a sentir los efectos. Estamos en agosto, imagínate en octubre, por agua nos vamos a matar.

D: Este es el riesgo, no?
HG: Es terrible, es que estamos demasiado atrincherados en nuestros propios proyectos, de nuestras propias soluciones. Ahora han aparecido mesías de todos lados, que dicen “hay que bombear Corani, hay que hacer que Misicuni, que hay que poner en marcha, que hay que hacer esto”. Yo francamente no le creo a ninguno. Tenemos que sentarnos fríamente, decirnos “este año está jodido”, hay que mirarlo así. No vamos a resolver el problema, andá a ver Corani, no tiene agua; andá a ver Paracti, no tiene agua, el Ivirizu no tiene agua: de dónde diablos van a bombear lo que dicen que van a bombear. Le van a quitar agua al que genera energía, y sin luz vamos a estar después, hay que serenarse.

Hay que ver todo de arriba, vuelo de águila, haber dónde puede estar el agua y cómo podemos solucionar nuestros problemas en conjunto, como podemos retomar algunos elementos que están basados en nuestra cultura. Es, por un lado una crisis terrible, y por otro es una oportunidad de que resolvamos ahora los problemas de agua, pero sin alocarnos; intentar encontrar calma es imposible, resolver la sequía no la vamos a resolver, aunque se metan a meter plantas de bombeo, mientras las construyen ya van a empezar las épocas de lluvias, y hasta eso, que? Es como querer arreglar tus goteras cuando está lloviendo, no puedes. Ahorita necesitamos serenidad. Nosotros hemos propuesto al Vice ministerio de Riego lanzar un programa de revitalización del riego: ahora ya nadie va a solucionar sus problemas, pero hagamos una campaña de identificar dónde hay riego, donde hay cositas menores que pueden contribuir a mejorar el próximo año el uso más eficiente del agua, hagamos eso ahora. Qué van a lograr haciendo 20 o 30 pozos? nada, solo vas a depredar más.

Ahorita, debe haber una campaña de conservar la poca agua que hay, debería ser en la TV, en la radio, “no tire el agua”, “conserve el agua”, y no decir “yo tengo la solución, hay que bombear”: hasta que hagas tu proyecto, hasta que implementes, ya está lloviendo, y ya para que? Hay que hacer el esfuerzo de usar menos, de vivir con eso y aguantar el temporal, no le veo salida.



jueves, 8 de septiembre de 2016

CAMC CONTRATA SEGURO PARA JERARCAS DE LA EMPRESA MISICUNI

Carlos Crespo F.
Julián Pérez
CESU – UMSS
2016

La asambleísta departamental Lizeth Veramendi ha denunciado el contrato de póliza de seguro de accidentes, con la empresa La Boliviana CIACRUZ, realizado por la empresa china CAMC, no solo para sus trabajadores, sino también para los jerarcas de la empresa Misicuni. Tiene como respaldo fotocopias de la lista de beneficiados con el seguro, así como certificados de cobertura individual para altos funcionarios de la empresa. Los seguros cubren el periodo entre el 12 de febrero de este año y el mismo día del 2017. La misma información también llegó al CESU, por lo que se puede afirmar la veracidad de los documentos.

Es legal esta práctica, que la empresa contratada asegure también a su contratista? El contrato con CAMC establece que la empresa china puede obtener “coberturas de seguro sobre daños a terceros”, y la empresa Misicuni no es un “tercero”, por lo cual sin duda existe un hecho irregular que debe ser aclarado. Por lo menos no es ético, estético ni transparente –de hecho, no nos hubiésemos enterado si no aparecían los mencionados documentos.

Más aun, los montos del seguro de accidentes son abismalmente diferentes dependiendo de quién estamos hablando. Mientras para los trabajadores de CAMC, el seguro de vida es 5000 $US, para los funcionarios de Misicuni oscilan entre 15000 para funcionarios de mediana jerarquía, a $US 60000 para gerentes, como los Ings. Alvarado, Anaya, Cabrerizo. Se entiende que el monto de este seguro debe estar relacionado con los riesgos a los que está expuesto el trabajador; en este caso, los que debieran tener un monto mayor son los trabajadores y funcionarios que están en la presa, inmersos en riesgos cotidianos, antes que los funcionarios principalmente de oficina, como es el caso de la empresa Misicuni. El Ing. Alvarado, en reiteradas oportunidades menciono que las condiciones climatológicas en la zona eran extremas, con “nevadas y lluvias fuertes” a los que estaban expuestos los trabajadores.


Ante este cuestionamiento, el presidente de Misicuni señala que su trabajo de viajar hasta la presa por lo menos dos veces a la semana, lo expone a mayores riesgos, debido a la mala calidad del camino. Grave, pues la ruta debiera ser mantenida por la empresa contratista o la misma Misicuni, lo cual habla de un problema de gestión. Por otro lado, cómo valorizamos el riesgo? Cuál es el valor de la vida? Quien decide sobre ello? Los jefes, como en este caso?

UMSS: LA POLÍTICA POR ENCIMA DE LA ACADEMIA

                                                                                             Carlos Crespo Flores

Existe una crisis en la Universidad Mayor de San Simón? Para los frentes tradicionales que se han disputado y distribuido el poder en la UMSS estos años, y hoy pugnan por el trono rectoral, la respuesta es negativa, pues solo se trata de mejorar deficiencias y enfrentar “externalidades” de la gestión universitaria.

Por el contrario, afirmo que San Simón está atravesando por la mayor crisis de su historia y la paralización total de actividades durante cuatro meses el pasado año, ha sido nada más que una dolorosa arista. Son grupos que se disputan espacios de poder, corporativizados, y han capturado la academia también como un coto de caza

Es que la finalidad principal de la universidad, el conocimiento, el saber, ha sido desplazada por la política, el poder. Al respecto, en una encuesta de las 3 grandes áreas metropolitanas de Bolivia del Foro Regional, diseñada y ejecutada por Ciudadanía en sociedad con CERES y Los Tiempos, en la sección dedicada a la universidad pública, se pregunta “Una de las funciones más importantes de la universidad es la generación de opinión pública -experta y crítica- sobre problemáticas centrales en nuestra región. ¿A qué cree usted que se debe el silencio de la universidad sobre estos temas”? El 69 % considera que la razón es que los intereses políticos son más fuertes que los académicos.

Ejemplo uno, un reciente congreso departamental del agua, impulsado por un centro de investigación de San Simón, que ignoró a otros similares e investigadores con gran experiencia en el tema, simplemente por no ser del grupo político hoy en el poder universitario. Ejemplo dos, un rector de no muy agradable memoria, prohibió que la UMSS estructure un equipo técnico de seguimiento del proyecto Misicuni, por no pelearse con el gobierno de “los movimientos sociales”, del cual era parte.

Hay quienes recuerdan aun la época cuando los rectores de San Simón eran profesionales de la talla de Ricardo Anaya o Arturo Urquidi, abogados con orientación sociológica que investigaron y publicaron textos de mucha influencia en el pensamiento social boliviano de entonces. Eran académicos que habían llegado a su cargo de rector producto de este prestigio intelectual. Paulatinamente este ethos fue decayendo en pro de un criterio político partidario, de tal manera que hoy el candidato a rector es elegido por su capacidad de liderazgo/caudillismo dentro una estructura política jerárquica y altamente autoritaria, en muchos casos relacionado con partidos políticos.

Asimismo, docentes extraordinarios que para garantizar su fuente laboral mantiene una relación de servidumbre voluntaria frente a estos líderes y poderes corporativos; en San Simón, si no eres parte de una red de protección clientelar careces de estabilidad en tu puesto de trabajo.

Que hacer para reducir la contaminación de la academia con estas prácticas políticas?

1. Es preciso reducir el poder de los gremios y los políticos, sujetos que hoy definen la agenda académica de la UMSS. Debe ser la comunidad universitaria, los “actores primarios” como llama Nelson Ferrufino, vinculados a la formación, investigación, interacción, quienes deben construir e implementar tal estrategia.

2. “Deslectoralizar” la gestión universitaria, una fuente de clientelismo político. No necesitamos elegir jefes de carrera, por ejemplo; al ser una tarea administrativa, esta puede ser una actividad rotatoria que puede ser ejecutada por los docentes a tiempo completo.

3. La cohesión institucional debe estructurarse desde el saber, en la relación docente – alumno, antes que desde la política y sus rituales.

4. Defender la autonomía universitaria como el bien más preciado, pues solo ella garantiza la libertad de cátedra, la independencia del saber frente a todo tipo de poder, por más popular, plurinacional que sea.

Finalmente, una entidad académica autónoma como la universidad tampoco puede subordinarse a demandas coyunturales externas, sino más bien, desde su autonomía, tomar en cuenta las necesidades del entorno en el que interviene e interactua, y estas no necesariamente son económicamente rentables como proponen ciertos discursos neoliberales de la educación, como el enfoque orientado a las competencias; bajo ese argumento, hoy la Universidad Complutense de Madrid está a punto de cerrar las carreras de Filosofía e Historia.



martes, 30 de agosto de 2016

EL PODER LAS COOPERATIVAS MINERAS: EL GOBIERNO ALIMENTÓ AL MONSTRUO



Carlos Crespo Flores

El extractivismo fue alimentado por el gobierno de Evo Morales. El último ejemplo trágico son las cooperativas mineras.  Algunas evidencias de esta afirmación: El año 2012, el presidente Evo Morales firma un nuevo acuerdo con la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (FENCOMIN) otorgándoles  más beneficios, como la creación de un fondo de financiamiento para las cooperativas, nuevos plazos para la conclusión de trámites pendientes, la creación de un seguro social cooperativo. Un año antes habían recibido otro beneficios, como el Régimen de Tasa Cero en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), para venta de Minerales y Metales, mediante la Ley 186[1], además de beneficios en préstamos del Fondo de Financiamiento para la Minería (FOFIM), así como la dotación de nuevas áreas para la explotación minera. Ese día, el “líder de los movimientos sociales” exclamó:
“Si, hay algunos técnicos, algunos movimientos sociales, sí, hay algunos comentaristas que quieren eliminar a las cooperativistas mineras. Les digo, ‘métanse en la cabeza, jamás van a poder eliminar a las cooperativas mineras’”[2].

El 2013 en el festejo de festejo del 36 aniversario de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras (FEDECOMIN) La Paz, Evo Morales defendía a los cooperativistas:
“Es verdad que el sector privado aporta más que cualquier otro sector minero, pero, ¿cuál es la diferencia? Un privado sí paga impuestos, pero las utilidades se las lleva fuera de Bolivia; mientras que el sector cooperativo, aunque paga poco de impuesto, pero las ganancias se quedan en los socios, en Bolivia, no salen afuera, esa es la gran diferencia

Ese mismo año, el gobierno entrega a las cooperativas del norte de Potosí unos 9 millones de toneladas de colas y arenas de Catavi con contenidos de estaño, que la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) debía haber explotado. Artemio Mamani, dirigente de las cooperativas del norte de Potosí, garantizaba en su discurso que “vamos a arrasar en las elecciones de 2014”. Por su parte, Alejandro Santos, presidente de la FENCOMIN, decía:
“Nuestro Presidente ha trabajado con una visión de ir siempre adelante y eso es hacer gestión de Gobierno. Que los derechistas de todo el país escuchen el grito que sale del norte de Potosí, porque el presidente Morales gobernará por siempre el país”[3].

También el 2013, Evo Morales promulga la Ley 403 de Reversión de Derechos Mineros, por el cual se espera que el 70% de las concesiones mineras improductivas del sector privado sean revertidas al Estado sin ninguna compensación; pero, la norma exime a los cooperativistas de la reversión.[4]

El 2014 se promulga la Ley Minera; ese día García Linera comunica que el sector cooperativista accederá a yacimientos importantes y ricos, pero solicitó tecnificar la producción y no continuar sacando el mineral a mano:
“Siempre se veía al cooperativista como el que tenía que producir en áreas marginales, en la sobras. Eso se ha acabado. El sistema cooperativista tiene derecho de ocupar vetas importantes. Hoy son productores de primera categoría en el ámbito minero”, dijo.

Alejandro Santos afirmó que su sector aceptó las modificaciones realizadas por la Asamblea Legislativa al proyecto de la Ley Minera. En su criterio, las modificaciones sólo fueron de forma y no de fondo[5].

Toda esta política de soporte a las cooperativas mineras se nota en los números: el 2006 operaban 230 de ellas, con sólo 47.153 Has, el 2013 alcanzaban a 1.600 con 375.073 Has, es decir un incremento de 700 %[6].

Qué pasó en esta alianza amorosa entre Evo y las cooperativas mineras? Por qué de pronto aparecen como los “malos de la película”, luego de ser los “niños mimados” del presidente? La historia continúa.




[1] Cooperativas mineras liberadas del pago del IVA. 18/11/2011
[2] ¿Campaña? Evo Morales amplia beneficios a favor de cooperativas mineras
[3] Favoritismo presidencial. Evo adjudica colas de Catavi a cooperativistas que lo apoyan
[4]70% de las concesiones mineras privadas serán revertidas al Estado
[5] Minería García Linera promulga la nueva Ley Minera que fomenta la iniciativa privada y deja pendiente el régimen impositivo. Bolpress. 2014-05-28
[6] Las cooperativas afines a Evo tienen 7 veces más áreas mineras que en 2006

jueves, 18 de agosto de 2016

ROCK Y ECOLOGISMO “Rocío de la Mañana” (Bonnie Dobson)

 El rock, desde su impronta inicial en el escenario musical ha descrito y resistido a la paulatina destrucción del planeta y su maquinaria. Ha visualizado, no solo futuros “hippies” paradisiacos, sino también retratado paisajes y sentimientos anti-utópicos. Una de ellas es “Morning Dew” (Rocío de la mañana), canción folk-rock post apocalíptica, escrito por la cantante canadiense Bonnie Dobson en 1962. De acuerdo a Dobson en una entrevista de 1993, el tema está inspirado en la película “On the Beach” (en español se llamó “La hora final”), film ambientado en el año 1964, en los meses siguientes a la III Guerra Mundial. El conflicto ha devastado el hemisferio norte, contaminado el ambiente con polvo radioactivo y eliminado toda forma de vida. El polvo se dirige lentamente hacia el sur; las únicas áreas habitables se hallan en el extremo sur del hemisferio, como Australia, donde se desarrolla la trama.

La canción describe el diálogo de una pareja de sobrevivientes el día después del holocausto; la tristeza y el dolor por la desaparición de todo ser vivo, incluidos los seres queridos, es conmovedor. Hoy, en el contexto de la expansión de la entropía ecológica a nivel planetario, y la brutal sequía que azota el país, “Morning Dew” mantiene su dolorosa frescura.

Varios artistas han versionado posteriormente “Morning Dew”, entre ellos Jeff Beck, Robert Plant, Nazareth, Grateful Dead.

Rocío de la Mañana
Cariño, llévame a dar un paseo en el rocío mañanero,
Mi amor, llévame a caminar en el rocío de la mañana
Hoy no puedes ir a caminar en el rocío de la mañana
Hoy no puedes ir a caminar en el rocío de la mañana

Pero escucha! Oigo a un hombre gemir, “Señor”.
Sé que escucho a un hombre gemir, “Señor”.
No escuchaste ningún hombre gemir en absoluto
No escuchaste ningún hombre gemir en absoluto

Pero, sé que escucho a mi bebé llorando, “Mama!”
Sí, sé que escucho mi bebé llorando, “mamá! “
Nunca más oirás llorar a tu bebe otra vez
Nunca más oirás llorar a tu bebe otra vez

Oh, ¿dónde se han ido todas las personas?
¿Me dirás dónde se ha ido todo el pueblo?
No te preocupes más acerca de las personas
No te preocupes más acerca de las personas

Cariño, llévame a dar un paseo en el rocío mañanero,
Mi amor, llévame a caminar en el rocío de la mañana
Hoy no puedes ir a caminar en el rocío de la mañana
Hoy no puedes ir a caminar en el rocío de la mañana
Hoy no puedes ir a caminar en el rocío de la mañana
(Traducción CCF)

La versión más conocida de “Morning Dew” por Bonnie Dobson puedes oírla en

Una hermosa versión en vivo, se puede escuchar en

Robert Plant (ex- vocalista de Led Zeppelin) hizo una version el 2002, en su disco "Dreamland". Plant y Bonnie Dobson en  vivo, puede ver en

Jeff Beck en su primer disco “Truth”, en 1966, hizo esta versión psicodélica.


miércoles, 17 de agosto de 2016

Las universidades deben estudiarse así mismas para transformarse

Guido de la Zerda Vega

Las universidades recuerdan sus orígenes, sus hitos más importantes, pero no siempre alcanzan a comprenderse así mismas, en la profundidad de sus procesos. Las instituciones normalmente no se preguntan, cómo y por qué se transformaron en el tiempo, o dónde deben situarse frente a los cambios externos, son demasiado dependientes de lo que ocurre en su entorno, y muy difícilmente se anticipan a los contextos cambiantes, para finalmente reproducirse inercialmente.

Históricamente es comprobable que la universidad es una de las instituciones más polítizadas de la sociedad (Brunner, 1990; Luna Díaz, 1985; Ordorika, 1999; Perkin, 1984, 1997). La conflictividad política de las instituciones de educación superior se vuelve cada vez más relevante dada la centralidad de estos espacios educativos en el mundo globalizado (Gonzáles Casanova, 2001). La comprensión y percepción sobre el carácter político de estas luchas y conflictos pueden ayudar a reflexionar la gestión y el gobierno universitario. [Sin embargo], son pocos los estudios clásicos sobre los problemas políticos de la educación superior (Kogan, 1984).

No obstante de que en las universidades latinoamericanas han existido tradiciones más políticas “en sus dinámicas internas y en los estudios sobre la universidad, las investigaciones tienden a seguir los patrones establecidos en los países anglosajones y omiten la dimensión política de la vida universitaria” (Levy, 2000).

La complejidad de las confrontaciones, el manejo discrecional del sistema de toma de decisiones, las discrepancias con la gestión, el carácter estacionario que ha tomado la cultura universitaria frente a los cambios de la sociedad; las tensiones frecuentes entre el gobierno central y las instituciones de educación superior por temas de financiamiento, los conflictos de inoperatividad y contradicciones en las nuevas dinámicas políticas de los órganos de gobierno, los cambios en el tejido social (externos e internos), el contexto global, los desafíos tecno-económicos, informacionales y las competencias y exigencias del mercado, son algunos de los hechos más relevantes que necesitan ser estudiados para enfrentar la crisis institucional actual.

El statu quo en la gestión y el carácter corporativo perverso que compromete al gobierno universitario, parecen ser nodulares y los más problemáticos, y a la vez inevitables para impulsar el debate en esta época de reformas, sobre todo dentro de un contexto de transición de una universidad de elite hacia una universidad de masas.

A esto se suma un contexto global, donde, “el principal objetivo de este proceso es adecuar las universidades e instituciones de educación superior a la nueva economía cultural y del conocimiento” (Gamport, 2000). En este nuevo contexto, el aprendizaje tiende a alejarse de la vieja cultura humanística y convertirse en sinónimo de una habilidad técnica.

En este escenario, -consolidado sobre todo como capitalismo académico en el primer mundo-, las universidades bolivianas todavía se ven como meras instituciones receptoras, adaptativas y con problemas serios de gobernabilidad y de gestión. La gestión y el gobierno de la universidad pública se propusieron a finales de los ’90, desplazarse a las lógicas del mundo del mercado, de los negocios y de la productividad, con un sistema de gobierno que suplantase a los cuerpos colegiados por la experticia. La gestión sustentada en cierto gerencialismo que corrigiese la ineficacia, alcance el éxito de sus metas, medido por su productividad, tampoco calo en la cultura universitaria boliviana. El experimento se fue desvirtuando en la medida que las universidades fueron constatando que sus culturas organizacionales no funcionan como una empresa. “Las instituciones de educación superior no son empresas y por tanto no pueden ser gobernadas bajo las premisas de la calidad total (TQM) ni evaluadas por su productividad, como si ‘producir’ graduados fuese igual que hacer calzados” (Rodríguez, 2002).  [Las] universidades son, como dicen algunos que las han estudiado, instituciones de base pesada, anarquías organizadas o sistemas débilmente acoplados. En estas condiciones, es importante comenzar a ponernos de acuerdo que la salida no es elaborar un modelo de universidad, ni tampoco sólo un modelo de gestión. Por eso todas estas complejidades deben ser investigadas a detalle para abrir potenciales soluciones a la crisis universitaria.

El autor es profesor de la UMSS.



miércoles, 10 de agosto de 2016

LA INTERVENCION GUBERNAMENTAL CONTINUA EN LA UMSS


Carlos Crespo F.

En los últimos días han circulado dos informaciones sobre la UMSS en su relación con el gobierno del “proceso de cambio”. Uno, la rebaja en el presupuesto para la UMSS sería del 60% este año, y dos, la obligación de San Simón de elaborar un plan quinquenal, "adecuándose" al Plan Nacional de Desarrollo y la Agenda Patriótica. En una universidad que se precie de autónoma son sus miembros quienes definen de manera independiente no solo su política de gastos, sino fundamentalmente su agenda y orientaciones de formación, investigación e interacción; es la libertad académica que lo permite, de otra manera no sería posible producir conocimiento. Ahora, que en este proceso debe tomar en cuenta las necesidades de la sociedad con la que interactúa, es evidente. Tampoco puede estar al servicio, de la “clase obrera”, el “pueblo”, los “movimientos sociales”, menos del Estado, por más revolucionario que fuere, a riesgo de debilitar su autonomía; lo que hace la universidad es interactuar con todos estos actores e instituciones, como entidad autónoma.

En el caso del Plan Nacional de Desarrollo y la Agenda Patriótica, cómo someterse a documentos ideológicos de base extractivista, desarrollista a ultranza, que no han sido sometidos a ningún escrutinio académico? Las autoridades y la dirigencia corporativa universitaria, en vez de regalar terrenos universitarios para proyectos estatales megalomaniacos,  deben defender por encima de todo la autonomía universitaria.